Volar en los sueños, la actividad favorita

Voy a comenzar esta sección con la actividad favorita de la mayoría de los soñadores lúcidos: el vuelo. Desde el comienzo de los tiempos, el hombre ha soñado con poder volar, fantasía que seguramente comenzó observando la libertad en el vuelo de los pájaros; por otra parte el vuelo siempre ha sido un símbolo de libertad y expansión.

Durante un sueño lúcido, con algo de práctica es posible volar, cosa por supuesto imposible de hacer durante la vigilia sin algún aparato, como un aeroplano, que nos asista; lo impresionante del vuelo durante la lucidez onírica, es que se siente completamente real, tal como si en este preciso momento fueras capaz de levantarte de tu asiento y volar por tu habitación y luego por tu ventana hacia el cielo.

Personalmente no tengo palabras para describir lo que se siente volar en los sueños; el viento en tu cara, la velocidad y la libertad para ir donde quieras. Luego al despertar, esa sensación de expansión sigue conmigo y me acompaña durante todo el día.

Llendo al grano, el cuerpo onírico o mental también requiere de cierto "entrenamiento", parecido pero no igual al del cuerpo físico. Cuando comiences con los sueños lúcidos es posible que no tengas mucho control, tanto sobre la movilidad de tu cuerpo como sobre el entorno.

La primera vez que pude volar en sueños lo hice extendiendo mis brazos hacia el costado, y relajando mi cuerpo onírico con toda la intención de levitar. Tras unos momentos sentí una corriente que me recorría entero y comencé a flotar, solo a unos cuantos centímetros del suelo. La excitación fue tan grande que desperté de inmediato, impresionado por la experiencia.

Otras personas cuentas que no han podido volar de inmediato solo con su cuerpo, y lo han podido hacer subiéndose a algún aparato u objeto; recuerda que en tus sueños existen las alfombras mágicas y las escobas voladoras. Piensa que eres "Superman", extiende tu brazo derecho y da un salto para salir volando. Prueba para ver que te sirve. Cuando te sientas listo y con confianza, intenta levantar el vuelo tan solo con tu fuerza de voluntad. Nunca te olvides de realizar suficientes "chequeos" o verificaciones de la realidad antes de emprender tu vuelo; es bastante sano y te puede salvar los dientes si es que te dispones a lanzarte por el balcón... Se que suena divertido e imposible, pero el nivel de "realismo" que se puede experimentar durante la lucidez onírica es impresionante - muchas veces dudas de hacer cosas que desafían las reglas de la vigilia sencillamente porque no puedes creer que estés soñando, dado el completo "realismo" del mundo onírico que te rodea, a pesar de que todo indique de que estás soñando... asegúrate muy bien.

Las primeras veces te vas a sentir auténticamente como Neo en "The Matrix", cuando Morpheus le enseñaba a liberar su mente. En sueños es lo mismo, debes aprender a dejar de lado las "reglas" de la vigilia como la gravedad y el peso por ejemplo; al comienzo, tu mente se aferrará a estos modos de comportamiento, pero con la práctica descubrirás una increíble flexibilidad en tu cuerpo y mente oníricos, lo que además te dará creatividad y llevarás algo de esa flexibilidad mental a tu mundo de vigilia.

7 comentarios:

Maria dijo...

Si!!!
Yo soy una especialista soñando a lo lúcido!!!Vamos, soy una onironauta, o como se llame!!
Cuando sueño, para mi es muy facil volar, cambiar la situación, ir a otro sitio o época,incluso despertarme si quiero!!!
Lo de volar? para mi pan comido (y mira que soy pequeña)...
Llevo tantos años en este mundo que podria ser una guia turistica y dar clases de vuelo!!!
Visita mi blog!!!

n3ri dijo...

hola, te cuento algo. Yo fui onironauta cuando estaba en la secundaria. Y como te pasó a vos, mi tipo de sueño favorito era el de volar. Pero en mi caso fue todo un entrenamiento lograrlo, me llevó muchos sueños, muchas noches; casi fue como aprender a tocar el piano. Comencé levitando levemente en los primeros sueños, pasé por lo que comentas de extender los brazos "como avión" y poder volar por pocos segundos y a muy baja altura. En general, nunca pude volar más alto que un edificio. Sólo una noche logré volar por el cielo.

Bueno, la cuestión es que luego comencé la universidad y dejé de experimentar con los sueños y todo quedó en un "bello recuerdo de cuando tenía mucho tiempo libre y nada de preocupaciones".

Pero cada tanto, en estos últimos 4 o 5 años, sueño que vuelo, siempre a bajas alturas, siempre despertándome frustrado por no poder volar más alto, siempre entrenando, siempre es un sueño que continúa donde me quedé en el anterior sueño de varios meses atrás.
Pero la diferencia es que ahora no son sueños lúcidos, son sueños comunes, inconscientes.

Este año me pasó varias veces, lo que me hace replantearme volver a la libretita, a anotar sueños, y tratar de volver a adquirir consciencia, volver a ponerme el traje espacial de onironauta.
Por eso es que hoy googleé sobre sueños lúcidos, por eso es que llegué a tu página, y por eso es que te quiero pedir que me contactes a mi mail, porque me encantaría charlar con otro onironauta.

PD: ¿no te asombra, como a mi, lo absolutamente desconocido que es este fenómeno para la gente en general?

Reims Aldo Narjal dijo...

Yo aprendí a volar y no solo eso, adquirí otras habilidades, recuerdan dragon ball? super poderes y todo lo que deseará, mis pesadillas las transformaba en batallas epicas donde siempre ganaba, sin embargo cada día llegaban enemigos mas fuertes, algunos eran como muertos que se arrastraban y resistian mis ataques, una vez un ser de luz me lanzaba rayos desde el cielo, ni siquiera pude tocarlo y posteriormente encontre un ser oscuro, que me encerro en un manto negro y desde allí no pude volver a volar ni hacer ninguna de mis fantasias, he buscado respuesta pero no he encontrado mucho, espero ustedes puedan ayudarme a saber que era eso que llego a mis sueños, gracias

JuanPJ7 dijo...

Pues hace poco yo tuve lo que podria ser mi primer sueño lucido, anteriormente reconocia que estaba soñando, pero ahora fui capaz de modificar mis acciones y principalmente mi entorno, pude transportarme de un lugar a otro, incluso llegue a pensar que la persona que estaba viendo en mis sueños tambien estaba soñando conmigo (lo cual me dijo que no fue asi) HAY QUE "VIVIRLO" O MEJOR DICHO, "SOÑARLO"

Mafer Krreño Gutiérrez dijo...

oye pues primero q todo te felicito, espectacular, ya sabia un poco de ellos porque soy fanatica, pero lo pusisite todo aqui y eso merece las gracias totales de esta humanidad viva para soñar. Te digo que primer sueño lucido fue a los 9 años aproximadamente y de la emocion de una me tire opor un valcon para volar y pues mi falta de control hizo q se acabara al instante, pero poco a poco las cosas han ido cambianhdo y por supuesto cada vez los amo mas y mas, son absolutamente maravillosos , una chimba, ajola todos tuvieran la oportunidad y la decision de obtenerlos, al fin y al cabo , muchas gracias y seguro eres un gran soñador de este gran mundo,.
un abrazo muy sincero para ti

Allan dijo...

Yo he tenido muchas experiencias de este tipo. Cuando me doy cuenta que estoy soñando me da por volar. La primera vez, no logre levantarme entonces me tire de un lugar altisimo, hice algunas maniobras pero seguia en caida, luego desperte. Luego me levantaba poquito. Pero ahora soy muy agil, con mucha facilidad. Doy saltos enormes. Lo que aun no he podido controlar es la fuerza, he querido levantar personas pero no me las aguanto, o experimentar con la velocidad, por ejemplo no he experimentado muy bien la potencia. Mas que todo es la sensación de no tener peso y pode maniobrar y andar a una velocidad uniforme.

Hace como una semana tuve uno de los sueños lucidos mas memorables. Me levante de la cama, caminaba pero sentia tanto sueño que me parecio imposible estar despierto, luego vi mi casa, muy parecido todo, pero estaba dudando, cuando sali, note diferencias en las estructuras entonces me di cuenta que era un sueño. Intente volar, pero me caí, la sensación de la caída fue tan real, el peso, la sensación de dureza del piso, fue increible, super real. Lo intente de nuevo y lo mismo, pero aun sabia que era un sueño. Luego vi a un vecino y aproveche para burlarme de el, aunque no se porque lo hice, si lo respeto mucho..

Aprovecho el espacio, para dar testimonio, de cuando tengo pesadillas, de esas que sabes que estas dormido y notas una presencia en el cuarto, y quieres despertarte.. lo que he hecho es clamar a Jesucristo para despertarme y en todos los casos me he logrado despertar y evitar esa presencia..

Asimismo cuando oro fervientemente antes de dormir nunca he topado con pesadillas.

Salaudos!!

Pablo dijo...

Desde ya me parece un excelente blog.
No he logrado aun poder "despertar" en los sueños, y lo ansío con muchas ganas!
Pero rememorando un poco, me he dado cuenta que he tenido experiencias que podrían llamarse lúcidas. En este tema de volar, recuerdo de tener dos tipos de sueño: uno en el que aprendía una técnica puramente humana de saber volar.. no era algo espiritual, sino como algo de evolución humana. Era fantastico. Y el otro, yo me desplazaba como un avion, y con movimiento de la cabeza hacia arriba y abajo controlaba la altura, y era demasiado real. Porque emprendía una corrida desde el piso hasta que de a poco me elelevaba.. pero cada tanto no ascendía lo suficiente, y volvía a caer. Era también como un "aprender".
Paría fueron intentos lúcidos.